Desde Casa - Capítulo 1: La Empresa Luchística Líder.

Por: Miguel G. Fonseca.

Esta es la primera vez que publico en este, mi nuevo blog dentro de LuchalibreAAA.com, y quiero tocar el tema del liderazgo porque me parece muy trascendental no sólo en la lucha libre sino en cualquier ámbito de la vida. Sobre el tema, el premio Nóbel irlandés George Bernard Shaw dijo: "Las personas le echan la culpa a las circunstancias. No crean las circunstancias. Las personas que avanzan buscan las circunstancias y si no las encuentran las crean".  Y eso, queridos amigos de la Lucha Libre AAA, es el liderazgo.

En los últimos años la lucha libre ha sufrido muchas transformaciones, sobre todo en lo que a AAA se refiere. La compañía ha atravesado diversas etapas en su historia, y es en esta era cuando ha conseguido consolidarse en el lugar que ya había empezado a adquirir desde 1992: como la número uno en el mercado Latinoamericano. Es una afirmación fuerte, y sé no faltarán los marks de otras empresas que vendrán a decirme que en otros lados la lucha es seria y estable y me hablarán de los grandes combates donde El Cavernario Galindo mordía a sus contrincantes, y de que antes los luchadores hacían todo lo que tenían que hacer y que la tradición y no-se-cuánto, me contarán historias de orejas de coliflor y otras epopeyas, que harían palidecer a los antiguos griegos.

Desde hace tiempo, según puede comprobarse,  AAA es la empresa líder, y lo es por una serie de argumentos concretos, no por apreciaciones subjetivas.  La realidad mercantil establece que todo se mide en números. En el mundo actual, como nunca antes, los logros puntuales son lo que define quién está a la cabeza en el rubro que sea, dada la competitividad del entorno.   En los medios impresos se define en captación de lectores y de patrocinadores, por ejemplo.  En la televisión el parámetro generalizado son los ratings, los niveles de audiencia. En el hockey sobre hielo el equipo ganador es el que anota más goles en la portería contraria; así, en la lucha libre todos sabemos cómo un combate termina: submisión o tres segundos con las espaldas planas.   En ese orden de ideas puedo decir que hoy -como desde hace dos décadas-, AAA es la número uno en México por algunas razones concretas, que voy a enlistar, con el riesgo de omitir alguna no menos relevante.  Debo advertir que en estos bullets mezclaré un poco las causas y los efectos del citado liderazgo:

Hoy AAA es:

  • Líder de audiencia en televisión.  Si comparamos los ratings en las emisiones de Televisa, AAA siempre está muy a la cabeza. Esto es independiente de si el programa Sin Límite es transmitido en sábado, domingo, incluso en horario corrido con la competencia, etc., etc. El auditorio parece esperar a que AAA empiece para encender el televisor, y a que termine para apagarlo.  Ni ovnis, ni otras luchas, ni prácticamente nada ubicado antes o después en la barra de programación, parece cambiar este comportamiento.
  • Líder de audiencia en internet.  Los datos duros son los que hablan.  Al momento de escribir esta nota, teníamos -primer empresa latinoamericana en su ramo- la palomita de verificación de Twitter.  52, 299 fans al momento de escribir la presente nota (12/11/12, 12:55 P.M.) contra 7, 798 de la competencia, en Facebook.
  • Líder al incursionar en otros campos de la comunicación.  La única con un videojuego para PS3, Wii, Xbox 360, en el mercado.  Película animada.
  • Líder en infraestructura. El mejor equipo técnico y humano, con unidades de HDTV propias y una metodología laboral orientada a la profesionalización.
  • El mejor roster, con buena remuneración y buen trato.    Los más grandes nombres de la Lucha Libre Mexicana trabajan hoy en AAA.  Tanto los nacidos en la empresa como los que provienen de otras.
  • Cero tabúes. Crecer con talento y creatividad, buscando nuevas formas de hacer las cosas, rompiendo paradigmas día con día.
  • Cero mafia. Cero compadrazgos. Cero nepotismos. Trabajar por el negocio de la lucha libre, y nada más.
  • Una Presidencia, Vicepresidencia y Dirección General trabajando directamente por los objetivos.
  • Buscando alianzas. No creyendo que se es todo y no se necesita a nadie. Reconociendo las diferencias y buscando sumar para construir alternativas. Dejando atrás el pasado se construye el futuro.

No es una lista final, pero creo que estos factores hablan de AAA como una empresa líder, y como siempre me gusta decir, de vanguardia. Las grandes transformaciones de la humanidad se construyen por aquellos que tienen una mentalidad de vanguardia, y hace 20 años, Antonio Peña inició algo que revolucionó la forma de pensar de la industria y, lo más importante, la de los fanáticos.

Medios

Sello de Confianza

AAA y LLL ® los luchadores y todos los derechos relacionados son propiedad de Promociones Antonio Peña, S.A. de C.V. © 2012
Aviso de Privacidad | Términos y Condiciones

Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por Konzeppt ®